Ingresa tu e-mail

23 abr. 2013

Vida arrebatada.

Vida arrebata es una pintura mural realizada para el H. Ayuntamiento de Guadalajara. La obra se encuentra en el Panteón de Mezquitán sobre José María Vigil esquina Enrique Díaz de León. El tema de la obra, como se puede esperar, es la Muerte y fue abordado desde la actualidad mexicana, es decir, la muerte que llega por la violencia, muchas de las veces en cautiverio.

El árbol significa la muerte natural en oposición al reloj de arena roto que representa el tiempo interrumpido violentamente de una vida. La mazorca simboliza a México y los granos que se transforman en cráneos representan a las víctimas que mueren a manos del crimen, éstas rodean la cara del niño y refieren la vulnerabilidad de todos ante la violencia y el cautiverio. La figura azul, delante de la mazorca, es el espíritu de una de estas víctimas. El cráneo formado por una tela y tres mujeres amordazadas enfatiza la violencia hacía la mujer.
Los libros hacen alusión a los obituarios y la muerte que se deshumaniza para convertirse en estadísticas que se olvidan, de ahí que estén dentro del ataúd. En un libro está escrito en latín: Quid faciant leges, ubi sola pecunia regnat (significa, ¿Qué pueden hacer las leyes donde sólo el dinero reina?) que hace referencia a la corrupción, a los traidores de nuestra amada Patria que trabajan contra ella, contra el pueblo que lucha por su subsistencia y arrancando la felicidad de los hogares mexicanos, ello representado por el cráneo semicubierto. Las hojas del libro se transforman en una paloma de la paz que porta una moneda ya que en México la paz es endeble y venal.
Las cenizas son recogidas por gente del pueblo que no se rinde y las depositan en otro reloj de arena como alegoría de la esperanza.












Al final y de pasadita se realizó un Homenaje a José Clemente Orozco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario